El dolor que no tiene bálsamo

Un dolor indescriptible, mezcla de ansiedad, angustia, desesperación, no es un síntoma, es un estado, en el mundo de la magia se conoce como desolación.

En diferentes momentos de la vida, diversas situaciones, cambian el sentido de la existencia llevando el pensamiento a las mazmorras del alma.

Lentamente, paso a paso, se descienden los escalones que llevan a la oscuridad, allí, una lúgubre habitación llena de alimañas, espera por el alma atrapada.

La desolación destruye el alma

Cuando duele el alma, duele, sin importar lo que cause el dolor, el sentir es igual, decepción, traición, olvido, muerte, se pierde el sentido verdadero de la vida, todo se oscurece en la más negra de las noches.

La Mazmorra del alma

Las escaleras a las mazmorras del alma, son largas y oscuras, tenebrosas

Con el paso de los días, las largas noches envuelven en su manto de penumbra, liberando los vampiros de pensamientos destructivos… que lentamente succionan la vida.

Todo ha perdido el sentido, la vida como por un encantamiento mágico se marchita, se añora la muerte como la puerta que libere del insoportable dolor, nada, nadie, puede calmarlo.

Se ha clavado con dagas tan ardientes, que queman los pensamientos, el recuerdo constante revive cada evento doloroso, aumentando el sufrimiento, no hay un minuto de tranquilidad, el caudal de lágrimas se ha secado, el llanto ya no escapa ni rueda por las mejillas, solo hay dolor.

Un panorama de intenso sufrimiento interior, el abatimiento aparece, las fuerzas se debilitan, el silencio exterior aumenta los gritos del interior, se desciende un escalón por escalón, sin darse cuenta, el insomnio, la falta de alimento, el descuido y desprecio por la vida, son los peldaños que se transitan, hasta llegar al calabozo del alma.

Un extraño lugar, el último escalón, la mente ha sucumbido, ya no importa nada, solo la quietud y soledad son ahora las aliadas del dolor, el tiempo detiene su marcha, ahora los días son largos, interminables, las noches se convierten en la peor tortura.

El calabozo del alma, donde se inflige el peor de los tormentos

El calabozo del alma, la mazmorra

Un sitio que se encuentra en lo profundo de la consciencia, allí se va cuando la vida pierde el valor, está lleno de los peores elementos de tortura, grilletes incandescentes que atrapan las manos y pies, son los terribles recuerdos que revolotean constantemente preguntando ¿Por qué?

Tridentes de llamas que queman los ojos, donde ya no hay llanto, son las imágenes que se repiten una y otra vez, no hay forma de evitarlas al cerrar los ojos están ahí, al abrirlos siguen ahí.

El semblante cambia, el descuido físico, el abandono, la suciedad atrae a los seres de las mazmorras que se alimentan del manjar, del dolor, la flagelación física y mental, rompe el alma en jirones, cuando la desesperación llega la limite, llega la locura, el suicidio, la destrucción.

Una terrible decisión, si bien el cuerpo muere, el alma se desgarra y el espíritu iniciará el descenso a otra mazmorra, en ella no hay forma de morir, ni regresar, ni escapar, será el sufrimiento perpetuo.

Donde revivirá, una y otra vez, toda su vida, toda la secuencia, repetirá actos eternamente, no habrá locura, pero si consciencia, el peor de los sufrimientos.

Usted lo ha querido

Caer en los calabozos del alma, es una decisión voluntaria e inconsciente, no se da cuenta, que lo está haciendo, todo comienza con abrir la puerta al dolor, cuando algo ocurre en su vida, que altera su destino, lo inesperado es algo para lo que pocos están preparados.

Tanto las escalinatas como el calabozo no tienen puerta ni cerradura, quien allí entra no está preso ni es el reo sometido a un juicio.

No hay barrotes, no hay nada que le impida salir, excepto su mente, que en sí, es el verdugo que le causa daño.

Bajar es fácil, entrar también, salir de él, se requiere de querer hacerlo, la gran mayoría están en la mazmorra, porque así lo quieren.

Usted sufre por lo que otros le hicieron, o por algo que paso, pero ¿Realmente le hicieron algo? Evalúe muy bien el acto.

  • ¿Alguien murió? La muerte es normal, sin importar la forma como sobrevenga, nadie es eterno, fuera de eso otro ser ha muerto, no usted, acaso ¿Morirá usted en vida por quien murió? O, puede comprender que es el evento inevitable, consecuente con la vida. Y le queda la opción de seguir viviendo.
  • ¿Ha sido víctima de una traición? Debe tener el corazón, desecho y muchos sentimientos encontrados, pero; ¿Realmente lo traicionaron? ¡No! Nadie traiciona a nadie, usted puede sufrir porque alguien en su libertad inicio otra relación, nadie es propiedad exclusiva de nadie, si eso pasó quizá en el fondo, usted tenga algo de influencia para que sucediera.

Además, no considera irónico, que ¿Mientras esa persona ahora goza de una gran felicidad, usted se destruye sin razón, que, mientras esa persona asciende al disfrute, usted desciende a su desgracia?

¿Cuál será la ganancia de su desdicha y miseria? Nada, haga lo que haga, más de destruirse, no cambiará nada, al contrario, nadie va a estar con la gente que se encuentra en el calabozo de su dolor.

  • Perdió un negocio
  • Perdió un empleo
  • Se terminó una relación

Podríamos hacer un listado de un millón o más de situaciones que le pueden causar dolor, la gran mayoría fuera de la violencia física, solo están en su mente.

Usted puede y está en la libertad de destruir su vida en pos de nada, los amores vienen y se van, los negocios, aun la muerte y la enfermedad se superan, depende como convierta los avatares de la vida que le visitan.

O se hunde en su dolor o se levanta sobre el dolor, cuando le duela el alma, es el momento de cambiar, ver el valor real de su existencia, sin que otros tengan que calificarla, la peor desgracia, un ser humano, es «Sentir autolastima, victimizarse, empobrecerse, autodestruirse sin razón».

Permitir que un evento, destruya sus logros y grandeza, la fuerza que posee en la búsqueda de soluciones, su dignidad, el calabozo del alma es lugar donde esconder su miseria mental, no su dolor, el dolor es el escudo con el cual se justifica la incapacidad de luchar y vivir.

Es donde se descubre que pobrecitismo se convierte en un aliado, pero dura muy corto tiempo, las atenciones que recibe ¿Qué tiene? ¿Qué le pasa? Acéptalo, no te deprimas, etc. Solo son momentáneas, su vida y léalo bien… «A la larga no le importa a nadie» Si sufre, llora, muere, se destruye, es su libertad de actuar en su contra.

Cada ser tiene su vida, su mundo, sus ocupaciones, no son guardianes de su debilidad espiritual, estarán por un tiempo, pero luego, se alejaran de su existencia, siempre estará solo gústele o no.

Entonces, bajo esa premisa, le quedan dos caminos, quedarse en el sótano de su alma o salir de él, las dos dependen únicamente de lo que usted considere que vale en su vida.

Salir de la mazmorra

Como el Fénix, usted puede renacer de sus cenizas, al hacerlo tendrá el poder de sanar.

Todo tiene un tiempo y un proceso, puede caer en él en un segundo, pero, necesitará de algunos días, 23 para ser exactos, para salir de ese terrible lugar.

Comience por aumentar su autoestima, usted vale tanto como lo considere, cuando algo termina al tiempo algo nace, pero hay que darle tiempo, se fue un amor, sin duda en ese mismo instante de alguna parte, otro viene en camino.

Dentro de usted existen todas las posibilidades, haga deporte, salga, exíjase, déjese de lamentar, fortalézcase en los momentos difíciles, dele al tiempo una oportunidad, y nunca se encierre.

El futuro no está escrito, usted lo escribe, si quiere puede quedarse en su sufrimiento y dolor, un verdadero desperdicio de vida, también puede aprovechar el suceso para engrandecerse.

Si usted proyecta desgracia, desdicha e infelicidad, el mundo que le rodea dirá: «De lo que nos salvamos, mire como está de destruido» cuando deberían decir: «Mire cómo está, lo que perdimos tendiéndolo»

Su calabozo no tiene puertas ni cerraduras, la escalera al igual que desciende asciende, usted tiene la libertad hacer lo que considere.

Si este tema ha sido de su interés y considera que puede servirle a otra persona, lo invito para que lo comparta. Estamos salvando almas.

Radio Kronos La Emisora que Toca el Alma.


hejeile

Un mensajero de otros mundos

0 Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: