Esto sin duda sacude un poco la mente, pero es así, la carta astral sobre la cual recaen muchas decisiones, esperanzas y, el supuesto futuro según los planetas, pues, no es más que un inocente engaño, si bien la “buena fe” de algunos astrólogos que supusieron que era real.

En una extraña jugarreta del destino se confundieron los dioses romanos con los planetas, equivocadamente se pensó que en los cielos estaba el futuro. 

Nada más lejos de la realidad, no pasa de ser un engaño o un juego, que ha llegado a influir en el imaginario social de formas insospechadas, relaciones que se acaban, negocios que no se hacen, viajes que terminan mal, la carta celeste, una equivocación que influye negativamente en los destinos. 

La historia, entre la cultura griega y la copia que de ella hicieron los romanos, más la avidez de algunos que encontraron cierto “Poder” de interpretar los designios, dio el nacimiento de un verdadero engaño, que se ha mantenido igual que el concepto del dios que no existe durante milenios. 

En este episodio un viaje al nacimiento de una mentira. Un tema que lo hará pensar. 

Radio Kronos Radio Kronos Spotify


0 Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: