Qué dicen las brujas, ante una separación de pareja

Hoy es común observar como los hogares se destruyen, las relaciones se acaban, creando un sinfín de traumas, dolor, incertidumbre, sufrimientos en ocasiones innecesarios.

Si está leyendo esto, es porque atraviesa por alguna situación parecida o solo curiosidad.

Infidelidad cómo superarla

Pero, en el fondo, siempre existe la inquietud ¿Qué hacer si pasa?

Los motivos son diversos, rutina, cansancio de la relación, desinterés, decepción de la pareja, infidelidad, deseos de nuevas experiencias, imposibilidad de ser auténtico, renunciar a la vida, nuevos horizontes, etc.

De acuerdo con el motivo principal, la relación va cambiando por etapas, diálogos, disgustos, peleas, agresión, más violencia, alejamiento, intentos, nuevos intentos, reconciliaciones.

Se acumulan los conflictos, hasta que todo confluye en un doloroso final, la tolerancia, el amor, las ilusiones, la convivencia, todo ha naufragado en la desolación.

La sexualidad juega un papel primordial, pero, cuando se convierte en costumbre y se distancia, alejando los demás contenidos del placer, salidas, diversión, etc.

Todo comulga para abrir las puertas a una aventura, que si bien no ayuda a la pareja, si restaura la confianza, un gran estímulo.

El ego es un factor primordial, la autoconfianza, el cuidado, la motivación, permiten mantener viva la llama de la atracción, cuando en el hogar, no existe, se buscará fuera.

Oxitocina, la droga del amor

El amor como tal no existe, tan solo al inicio cuando se produce la atracción, la química hace el resto.

La atracción inicial produce oxitocina, la droga del amor, despierta el placer, hace que se sienta bien, al estar cerca de la persona. El deseo aumenta, un estado de obsesión aparece, el placer genera más placer.

Esto puede escalar a niveles enfermizos, dependencias obsesivas, celos, miedos, ansiedad, se necesita de esa droga para vivir. Es cuando aparece el control, el placer inicial se transforma, en costumbre o conflicto.

Dependiendo de las actividades físicas, la cultura, educación, ocupación, interacción social, se aprende a dosificar la intensidad del placer, el problema comienza cuando hay saturación en uno de los dos, en ambos, ya la presencia se convierte algo molesto y fastidioso, la oxitocina no se libera.

Puede suceder que ocurra solo en uno y no en el otro, es cuando comienzan las aventuras, aparece alguien que libera esta hormona y, lo demás es historia, nada que hacer. El asunto, ya hay lazos creados, difíciles de romper, hogar, compromisos económicos, hijos, se está por obligación.

¿Se puede volver a despertar la atracción?

infedelidad

Sin duda, pero se requiere de consciencia de cambio, ante todo; espacios que oxigenen la relación, cuidado personal, deporte, libertad, las separaciones temporales son benéficas, sin que exista la ausencia total. Esto permite, extrañar, evaluar, aliviar las cargas emocionales, tener un espacio, sin embargo, con la certeza que la persona sigue ahí.

Algo que requiere de madurez para ejecutarlo, los celos, reproches, dudas, incertidumbre, miedo. Hacen que uno acepte el espacio como bálsamo, mientras el otro se atormenta suponiendo extrañas y terribles conjeturas.

Lo mejor, en estas condiciones, es un diálogo, sincero, abierto, claro, algo que infortunadamente es complicado, dos minutos y se explota en gritos, ofensas, etc. Cuando se llega a esto, nacen las relaciones tormentosas, es la otra cara de la moneda.

Adrenalina y cortisol

Adrenalina, se produce en estados de intensa ansiedad, existe la adrenalina benéfica, deportes de riesgo, parque de diversiones, paseos, sexo prohibido que aumenta la oxitocina o placer, retos, desafíos, logros, etc.

Pero la adrenalina que enferma es producto del estrés, desespero, discusiones, peleas, el cuerpo se prepara para enfrentar o huir, es la adrenalina defensiva, se libera frente con los conflictos y la zozobra, las discusiones, apatía, fastidio y cansancio.

Una relación tormentosa es un alto generador de adrenalina, está inhibe la producción de oxitocina, así que no hay placer, aunque si puede convertirse en otro vicio, el masoquismo. Placer por sufrir, peleas y reconciliaciones, agresión placentera, en ocasiones el dolor produce un placer diferente, esto por la cantidad de endorfinas que se producen.

La adrenalina produce, cefaleas, mareos, vómitos, angustia existencial, insomnio, afecta el corazón, altera el sistema digestivo, en otras palabras envenena el cuerpo. Los estados depresivos inducen con la flagelación o deseo de causarse daño.

Cortisol, al aumentar la adrenalina, aumenta el cortisol, esto hace que todo el sistema nervioso se altere, produce cansancio, malestar, todo funciona mal, es cuando llega el sobrepeso o la delgadez extrema, el envejecimiento aumenta por un año, son tres años.

La piel se marchita, el cabello pierde el brillo, no hay motivación, aparecen las enfermedades, el útero se inflama produciendo histeria. La próstata cambia produciendo neurosis. Todo el sistema se altera.

No hay medicamentos, es la enfermedad del “alma” una relación tóxica, los problemas continuos de la pareja, envenenan silenciosamente los cuerpos, la mente y destrozan el alma.

Infidelidad

La infidelidad… obedece a la ausencia de vida, cuando se está pareja, pero se está solo.

La suma de estos eventos lleva a la búsqueda de escapes, normalmente, la infidelidad es producto de ausencia de oxitocina, falta de placer, los conflictos mal manejados, las discusiones constantes, las alteraciones, son el coctel para una búsqueda externa de paz.

Más allá del aspecto sexual, es un grito de auxilio, se aprecia en los comentarios hacia la nueva pareja. Te extraño, me haces falta, piénsame, te amo, quiero verte, demuestra un solo deseo, “Escapar”.

Confluyen situaciones complejas, sentimientos encontrados, por un lado, el nuevo placer u oxitocina que inunda y renueva, contra adrenalina y cortisol que destruyen.

No hay un deseo real de terminar con la relación, si así fuera, ya hubiese ocurrido, es encontrar fuera un aliciente para poder soportar lo que se tiene internamente. Es fácil de comprender, cuando se descubre la aventura, llegan los escudos, las disculpas, el arrepentimiento, las explicaciones.

No era el deseo de destruir, sino de escapar.

Al mezclar la parte sexual, se considera una gran afrenta, se convierte en guardián y propietario de los genitales de la pareja, algo que lleva a los más profundos sufrimientos, no se puede aceptar que alguien haya tenido acceso a lo que se considera es sagrado. Un pobre concepto no se debe valorar una pareja por su sexualidad.

Hay que buscar en el fondo, los otros valores, lealtad, apoyo, constructo, compañía, dedicación, presencia, renuncia a la vida en pos de estar ahí. No es solo sexo o genitales, es un ser íntegro. El problema con la infidelidad sexual, es reducir años de convivencia a una experiencia sexual, que en su mayoría es pasajera.

De espaldas al espejo

Pocas y raras veces, quien se siente engañado, reconoce que ha tenido parte en el engaño, la victimización, hace que se culpe en el otro, absolutamente, todo lo malo que ha sucedido durante la relación. Usted hizo, usted fue, mire cómo me destruyó, acabo mi vida, la qué le hice, etc.

Es ahí, donde no se ventila la suma de pequeños eventos que llevan con la crisis, desaires, maltrato, indiferencia, desprecio, minimización, anulación, olvido, rutina, cambios, negación sexual, imposiciones, y el listado es infinito.

Estar de espalda al espejo, “es un decir de las brujas” para concientizar, que en los juicios uno debe evaluar sus acciones.

Empuje psíquico

Esto obedece con las actitudes tomadas, el constante control, la desconfianza, los celos, el interrogatorio desmedido, el alto sentido de propiedad sobre la persona, la fiscalización, los supuestos constantes. Eso va minando la mente, empuja despacio, la presión en algún momento rompe el control.

Las comparaciones: su amiga es bonita, su secretaria, le gusta su jefe, su amigo, que hace mirando al vecino, quien es su nuevo compañero, todo eso es un empuje mental, que termina induciendo a que la persona se interese por lo que le están señalando.

La culpa: estar constantemente culpando al otro de todo, si bien es una estrategia de dominio, sometimiento y sumisión, es un poderoso estimulador del ego. Se debe saber manejar con sutileza.

Ejército de escudos

O bien se condena en el otro todas las culpas o se utilizan escudos para culpar, eso quiere decir que todos los eventos de alteración son culpa del otro, aun cuando uno los cometa.

Esto fue por su culpa. Usted hizo, usted dijo, usted me trata mal, por su culpa paso esto, las justificaciones llegan de forma hábil y fluida. Y, la otra persona, todo el tiempo dando explicaciones, apagando hogueras.

Hasta que no se sabe quien dice que, el uno culpa al otro, se acumulan en el tiempo los reproches, cada vez, se esgrimen los errores, la voz se eleva, la adrenalina y el cortisol aumentan y, todo explota.

Los ataques verbales en aumento, son el aviso que todo va a subir de nivel, es cuando las agresiones físicas, la violencia y la muerte aparecen en el horizonte. Nadie, ninguna pareja debe subirse en el barco de la violencia, ni verbal y menos física.

Separación

Es el fin de una experiencia, pero sin duda el renacer a una nueva vida, depende como se lleve.

Separarse es un difícil decisión, se llega a esto, luego de muchos intentos y años, nadie llega pleno a una separación. El alma está fragmentada y el cuerpo envenenado.

La frustración aparece, el terror a iniciar una nueva, un cambio, en todo, el miedo a perder la costumbre, se evalúa otra vez las posibilidades, pero ya pesa más el daño.

Toda separación debe evaluar costo beneficio, qué pierdo, qué gano, qué se puede rescatar, cuando es está seguro que es lo mejor. Se debe actuar con altura, dignidad y carácter, es lo que se debe hacer y se hace punto.

Esto esconde un fantasma peligroso, el tiempo, ocurre que meses después, unos cinco, cuando todo se ha decantado, el espacio, la soledad, la tranquilidad, el desencanto del amante, en el caso de que sea la razón, siempre va a pasar.
En este tema, quien termina una relación por una nueva, no reconoce que es un grito de auxilio, se confunde, escapa, al final de unos meses se da cuenta del error.

Igual con la separación, meses después, se tiende a “buscar” acercamientos, se hacen comparaciones, la ausencia, los compromisos, las cosas en común. Es el peligro de volver al mismo infierno, un riesgo que no vale pena correr.

Cuando decida separarse, sepárese, no hay preparación para esta decisión, es algo que descubrirá muy despacio con el paso de los días. Pero, sin duda, será sanadora.

Al terminar la presión, las discusiones, al estar solo, reencontrarse con la libertad, lentamente, los cambios y el bálsamo aparecen.

Nadie ha dicho que sea fácil; sin embargo, todo el mundo puede, si tiene la fortaleza para actuar.

  • Sugerencias
  • Regule su reloj biológico, acuéstese tarde, levántese muy temprano, así evita el insomnio y los pensamientos negativos.
  • Corte de tajo todo tipo de comunicación directa

El adiós

El mañana es un viaje sin destino, se construye en cada amanecer

Cuando algo se termina, se termina, no hay vuelta atrás, pase lo que pase, es la decisión tomada, las segundas partes; nunca son buenas.

Reconstruya su vida, busque apoyos, no se prive, salga con otras personas sin comprometerse, tómese al menos un año, antes de iniciar una nueva relación, pero, no deje de disfrutar y vivir.

No haga juicios condenando a todas las personas, en algún momento del futuro, si se cuida, ordenando su vida, la química aparecerá en alguien que le inunde de oxitocina y todo vuelve a comenzar.

Pase la página, son solo 23 días, los más difíciles, es el tiempo que su mente gasta en adaptarse al nuevo estado, no hable mal de su pareja, no lo haga público, al final a nadie le importa.

Empodérese de su vida, estudie, tenga metas en el corto plazo, cada logro que consiga así sea pequeño, será un gran paso. Aumente su autoconfianza.

No sobra aclarar que los hijos no atan a nadie, los dos tienen similares derechos, regule legalmente visitas, encuentros, vacaciones, pero evite tener encuentros.

Es importante antes, dentro y después de la separación, legalizar todos los compromisos, no deja nada al azar, en el caso de acoso por parte de su pareja, busque protección policial.

Aléjese, en lo posible, de los amigos comunes, no averigüe, no busque información, no acepte comentarios, concéntrese en su vida y, no en la de su expareja.

Cosas de brujas

Cuando se tiene el poder, se domina en lugar de ser dominada.

El siguiente aparte debe considerarlo solo si cuenta con las capacidades mentales, de poder, fuerza, empoderamiento. Se requiere de un gran madurez y control de las emociones.

Dicen las brujas que no hay mayor bendición que una traición, nada satisface más que la entrega absoluta del poder, cuando una persona traiciona a otra, y no se marcha, es una deuda eterna que jama se ha de pagar.

Así, que si se sabe aprovechar, se puede bien gobernar, es la sumisión en su máxima representación, se debe manejar sin abusar. La culpa es al tiempo un sabio constructor si se aprovecha para poner condición.

El culpable se somete por el perdón, a cumplir siempre la resolución, el juez que tienen el poder, sobre él logrará hacer, cambiarle la vida y trabajos imponer.

Quienes buscan redención, sumisos son, mansos y dóciles, todo harán con la esperanza del perdón encontrar.

Así decían las brujas si uno traiciono, en lugar de sacarlo de la vida, convertirlo en el proveedor.

Si un amante en la oscuridad apareció. En lugar de condenarlo, atraerlo es la solución, mirar que puede aportar, que tiene para entregar, de pronto puede ser la salvación.

Dependiendo de la capacidad, y, que tanto se pueda liberar, los tres pueden terminar amándose a la vez.

Puedes tener dos por uno, que sin duda te harán bien, sumisos y entregados, él o la amante y tu pareja, si los llega a conocer, nadie sabe que se puede obtener.

Mientras la astucia usarás, creando un nuevo mundo en tu oscuridad, ponlos a trabajar para ti, hagas lo que hagas no te podrán juzgar, mientras los mantengas en deuda, todo puedes alcanzar.

Cuando ya eso quieras terminar, con gratitud, los despedirás, has generado un mundo, que pudo ser solo ruinas y desdén.


hejeile

Un mensajero de otros mundos

2 Comments

Monica c ruiz · 19 de septiembre de 2022 at 6:38 pm

Muy interesante su aporte en estos Temas ayudan a que las personas tomen conciencia de hay que despertar.

Luis fernando · 20 de septiembre de 2022 at 9:13 pm

Leyendo esto con atención creo que a lo mejor es no tener parejas para vivir sin esos problemas. Mejor será disfrutar la vida en ” soledad “con amistades.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: